04 mayo 2017

Pos-Nata



Yo nací para los versos sin medida
no para escribir, no para contar,
no para narrar ni para explicarme.

Nací para gritar palabras
o escupirlas o tallarlas
en las orillas desiertas y en la carne viva.

Yo nací para romperme
en hiatos y en locura.

Nací para perderme en los caminos,
para encontrarme con quien fui,
con quien he sido.

Yo nací desnuda para morir entre guiones,
para volar sobre los puntos finales,
para arrastrarme mar adentro de las rimas,
para bailar sobre las ascuas de mis miedos.

Nací vagabunda de las pausas,
proyectada en los cañones de la ira,
errante de los arroyos amenos
y valquiria de las tormentas del mar.

Yo nací con los ojos turbios de historias
que vivían dentro
y se me salieron de golpe desbordadas
entre cristales de agua.

Nací cosida a pespuntes con la luna
temblando con las luces de la aurora
dormida sobre el fuego de la tarde
y amortajada con el silencio del mundo.

Yo nací sin saber muy bien qué era;
me derramé por la vida toda ojos,
sangre, hambre, duda y besos;
embarranqué y me escurrí por mil caminos,
con mil nombres explotándome en los labios,
con mil rostros visitándome en mis sueños,
tropezando con mil sombras y luceros.

Nací de carne fiera
resistente a convertirme en piedra dura,
resignada a deshacerme en fango libre,
seducida de fundirme en hojas muertas.

Y nací porque había muerto muchas veces
en tormentas, huracanes, en barrancos, entre olas,
sobre musgo, bajo lienzos,
entre inmundos lodazales,
devorada por el fuego,
destrozada en los naufragios,
y la vida me salía por los ojos
cada vez que los cerró el sepulturero.

Gertru Vargas

12 abril 2017

Existimos



Existimos

Es en el silencio que creamos que lo sé.

Ese silencio que nos rodea, nos cerca,
y nos envuelve como en cápsula.
Donde eres mío un instante, que es una vida;
toda la que tienes para darme...

Es en el silencio en que te pierdes que lo sé.

Ese silencio que te engulle, que te agranda,
que te delata y te entrega.
Dónde soy tuya eternamente, me fundo y me deshago;
todo lo que soy lleva tu nombre...

Es en el silencio que me cubre con su nombre que lo sé.

Ese silencio que me acaricia, que me atesora,
que me envuelve y me posee.

Existimos tú y yo, ahí lo sé.

06 febrero 2017

Un puñado de jazmines





Un puñado de jazmines
escondidos en mi mano
puso con amor el silencio amado.

Nada más y Todo

hablan, respiran, besan,
resumen, narran, planean,
consuelan, abrazan, recuerdan,
invitan, disculpan, anhelan...
AMAN

Todo eso y Nada

Gertru Vargas

03 enero 2016

Wishing Well



Profunda la garganta que engulle deseos

La vida ocurre en silencio

mientras las monedas ruedan
cuello abajo.

Pozo sin fondo...
¿A qué esperamos?

La vida va sucediendo 
como quiere;
Y empeñados en desear que cambie el rumbo, 
nos olvidamos que se escapa entre suspiros 
de nuestro propio corazón.

Gertru Vargas

DONDE TODO ES



Ese espacio donde eres
es todo lo que es.

Y eso es todo.

Todo.

21 octubre 2015

Marchábase

Marchábase
Se escurría silencioso,

cegando, embotándome la luz;

me despedía agitando el pañuelo,

su velo a jirones...

porque a esa hora, si me llama,

soy yo la que me voy;

flotando en la consciencia 

a perderme, a esconderme, a evitarme...

Marchábase

y me fui a encerrarme en su boca,

fauces serenas que engullen mi ser.

10 agosto 2015

Lluvia mansa


Si así brilla lo oscuro, sea;
Si calma el fuego voraz, sea;
Si todo lo que duele, amaina, sea;

Sea la lluvia,
sea la luz cuando amanece luego,
sea lo que sea, lo que haya de ser;
Sea lo que el río arrastre cuando fluye.

La vida sea, que sea,
que ruede por mi pelo y por mi alma
que anegue la espesura y la distancia,
que embalse entre mis brazos y mi piel;
Que  sea. Que así sea.
Como siempre, siempre fue.


07 junio 2014

Invasión



Sin riendas, al galope, me echo a tu vida
con la esperanza de arrasarte
o morir de frente a un muro



Pero no hay muros ni fuerzas,
y te atravieso dulcemente, mecida en la ternura,
acunada en una melodía que sé desgranar.



Y cobarde y serena,
desarmada de amor,
vuelvo al camino, pequeño y gigante,
a mendigar de tus labios lo que ya me prendiste en el pelo.

02 noviembre 2013

Un día en su hora



De repente, un día en su hora,
TODO encaja con un sonido rotundo y eterno que ensordece,
deja todo en silencio y comienza la música:


Los colores, los números, los sueños,
los momentos de epifanía, los olores, las visiones,
las luces y las sombras,
las melodías, los semitonos,
la euforia y la ira, la melancolía y la desesperación,
la pasión y la repulsión, la atracción y la posesión,
cada pieza encuentra su encaje perfecto y diáfano...



... e inicias el paso primero a la VIDA que siempre fue tuya.

30 septiembre 2013

Descarnada señorita



Me voy a soñar...
La vieja maleta vacía, llena de mí.
Sin flores. 
Borracha del olor de la vida que late, que late...yo sé que late.
Calientes mis manos y helado el cristal.